Baja por paternidad

Baja por paternidad

¿En qué podemos ayudarle?

    Consideraciones Iniciales sobre la Baja por Paternidad

    Los bebés recién nacidos necesitan del cariño; y cuidado tanto de su madre como de su padre, además de que este es un trabajo que requiere mucha dedicación y apoyo mutuo. Por esta razón se comenzó a hablar de la baja por paternidad.

    Es bien sabido que las madres, al traer al mundo a sus hijos, gozan de una baja por maternidad; que es un derecho legal que consiste en un permiso remunerado durante un periodo de tiempo específico, distinto según cada país.

    Los padres, en España, hacen miles de acrobacias para poder ajustar su vida laboral con su vida familiar; y esto realmente es un gran problema que mayormente afecta es a la familia, sobre todo cuando es un hijo nuevo.

    Por esta razón, hace algunos años se dictaminó que los padres también deberían gozar de dicho permiso; ya que su participación en la crianza y cuidado del recién nacido es igual de importante.

    Sin embargo, al principio este permiso era muy inferior al de la madre; con una duración mucho más corta. Recientemente se ha luchado porque exista una igualdad en cuanto a esta baja para ambos padres.

    Esta baja por paternidad es completamente independiente de la baja por maternidad que se le otorga a la madre; así que tiene sus propios requerimientos y especificaciones.

    Es importante resaltar que la baja por paternidad se otorga a todos aquellos padres que se hayan convertido en esto recientemente; es decir, que no solo aplica para los padres biológicos, sino también para los que se convierten en padres adoptivos.

    En esta guía a continuación encontrarás toda la información referente a la baja por paternidad en España; para que no pases ningún detalle por alto y sepas como proceder al momento de solicitarla.

    Baja por paternidad en España

    La baja por paternidad consiste en que los padres cesen sus actividades laborales durante un periodo determinado de tiempo; para poder dedicarse a su hijo recién nacido, adoptado o acogido.

    Existen miles de mujeres al año que abandonan sus trabajos para dedicarse a tiempo completo a cuidar a sus hijos; ya que se les ha negado extender los permisos por maternidad, sin embargo, a los padres se les ha tomado bastante en consideración.

    En España, se incluyó por primera vez en la ley el permiso por paternidad en el año 2007; como un apoyo y aval a la armonía entre la familia y el trabajo, contribuyendo así para garantizar el bienestar de sus ciudadanos. Una familia sana y en armonía es una ventaja para la sociedad.

    Es importante resaltar que, ya que la familia es la que conforma todas nuestras sociedades, esta debe recibir especial cuidado; si se quiere que la sociedad sea mucho mejor entonces hay que empezar por mejorar los núcleos familiares.

    Al inicio; este permiso tenía una duración de 13 días, lo que poco a poco se ha ido ampliando hasta llegar a lo que es hoy; ya que las necesidades van cambiando y realmente 13 días es muy poco tiempo para que el padre disfrute de su hijo.

    En abril del 2019 el permiso de paternidad estaba establecido en una duración de 8 semanas, se extendió a 12 semanas en el año 2020 gracias a las discusiones y nuevas leyes; y está previsto que para el 2021 sea de 16 semanas, logrando llegar al mismo tiempo de duración que el permiso por maternidad.

    Permisos de paternidad y maternidad en España

    Al lograr esta equiparación en los permisos de paternidad y maternidad convierten a España en el país más avanzado en lo que se refiere a este tema.

    En ningún otro país del mundo se estipula que los padres gocen de 16 semanas de baja por paternidad remuneradas en su totalidad a partir del 2021.

    La intención que tiene el gobierno al ampliar este permiso; es la de favorecer la corresponsabilidad y la igualdad entre hombres y mujeres en el mercado laboral.

    Que el padre esté presente en las primeras semanas de vida del bebé crea relaciones sanas; y brinda muchos beneficios tanto para la familia, como para la sociedad.

    Está científicamente comprobado que cuando los padres están involucrados en el cuidado de los bebés en sus primeras semanas de vida, desarrollan un vínculo emocional y un lazo mucho más fuerte, lo que es crucial para que exista el amor y el respeto en una familia.

    Además, esto contribuye ampliamente al bienestar de la madre, ayudándola y apoyándola en un proceso tan difícil, donde a veces su bienestar emocional también está en riesgo.

    Está demostrado que cuando se crea este vínculo emocional entre el padre y el hijo se previene la violencia de género y el maltrato infantil, ya que la figura paterna se convierte en un buen ejemplo a seguir en el hogar, quien permanentemente está presente y se preocupa por el bienestar de su familia.

    Beneficio extra de tener un tiempo con su familia

    Otro beneficio es que la salud del hombre se cuida, ya que al compartir con su hijo su bienestar emocional mejora, lo que previene múltiples enfermedades, mejora su rendimiento e incluso lo aparta de vicios y peligros, ya que el amor por su familia es mucho más grande.

    Que el padre establezca lazos con sus hijos es un derecho, así que no hay impedimento para no disfrutar de este. Por estas y muchas otras razones, España igual que casi todos los demás países, ha decidido otorgar a los padres una baja por paternidad con una duración cada vez más parecida a la de la madre.

    Es importante resaltar que la baja por paternidad se otorga no solamente cuando se trae al mundo un hijo biológico, sino también si se adopta o acoge algún niño, siempre y cuando sea menor de 6 años.

    En el caso de que el progenitor, ya sea madre o padre, sea uno solo en lugar de dos, como suele suceder muchas veces, debe tener en cuenta que estos permisos no son acumulables, deberá cumplir solo uno.

    ¿Cómo solicitar baja por paternidad?

    La baja por paternidad es necesario solicitarla, nadie la otorga automáticamente, ya que es un proceso que requiere cierta preparación y hay trámites que llevan algo de tiempo, pero aun así se hace efectivo muy rápido ya que solo se solicita una vez nacido el bebé.

    Es crucial seguir todos los pasos y recordar que este permiso es un derecho legal que todo padre tiene, tanto al momento del parto, como al adoptar o acoger a un niño.

    El primer paso para hacer la solicitud del permiso de paternidad, es que la empresa en la que el padre labora debe emitir un certificado en el que se dé constancia del sueldo de la última nómina pagada, ya que así la Seguridad Social puede calcular el monto que corresponde acreditar al trabajador solicitante.

    Al momento del nacimiento del bebé, el padre debe acercarse a cualquier oficina de la Seguridad Social para completar el Modelo de solicitud de prestación de paternidad.

    Adicional a este modelo, también debe presentar los siguientes documentos:

    • Certificado de nacimiento del bebé
    • Original y fotocopia del DNI
    • Certificado de empresa
    • Última nómina
    • Libro de familia (original y fotocopia) o certificado literal de nacimiento
    • Número de cuenta en el que se quiere recibir la retribución

    De esta forma, ya con estos documentos se puede proceder a solicitar la baja por paternidad y disfrutar de 12 semanas pagas de permiso tras el nacimiento del bebé.

    También es necesario cumplir con dos requisitos fundamentales, que son:

    • Estar afiliado y en alta, o situación asimilada al alta en algún régimen del sistema de Seguridad Social.
    • Haber cobrado por lo menos 180 días en los últimos 7 años de trabajo, o 360 días en toda la vida laboral.

    Tiempo de baja por paternidad

    El tiempo que se establece para cumplir la baja por paternidad es distinto en cada país, y se determina dependiendo de la fecha de nacimiento del niño.

    En España, recientemente se han hecho cambios al respecto, ya que en el año 2019 el permiso era de 8 semanas, durante todo el año 2020 el periodo es de 12 semanas de permiso, retribuido luego del nacimiento, acogimiento o adopción, para el año 2021 el permiso se ampliará a las 16 semanas, llegando así a igualarse al de las madres.

    Es necesario aclarar que el periodo de duración de la baja será determinado por la fecha de nacimiento del niño, no por el momento en que se solicite el permiso.

    Durante el 2020 la madre puede ceder hasta un máximo de dos semanas de su permiso al padre, y le serán validadas, en cambio a partir del año 2021 esto se eliminará, y ninguno de los padres tendrá opción a ceder parte de su permiso.

    Si se llega a presentar un parto múltiple, al padre se le sumarán dos días a su permiso a partir del segundo hijo, y se le seguirán sumando según el número de niños que nazcan, se adopten o acojan a la vez.

    Si te estás preguntando si es obligatorio usar este permiso, pues según la ley, desde el año 2020 las primeras 4 semanas son obligatorias de cumplir para el padre, a partir del 2021 el número de semanas obligatorias asciende a 6, que se cumplirán luego del parto o adopción.

    Las semanas restantes son un derecho, pero el padre puede prescindir de ellas si así lo desea, sin embargo, no es lo más recomendable.

    ¿Es Obligatorio utilizar un permiso?

    Con estas semanas obligatorias se busca que la responsabilidad de tener un hijo sea lo más compartida posible, y que el padre también disfrute de los primeros días de vida de su hijo, creando un lazo afectivo mucho más fuerte.

    Se permite una ampliación del permiso de paternidad si resulta que el bebé tiene que estar hospitalizado después del nacimiento, ya que esta es una situación delicada y requiere de un trato especial.

    En este caso de hospitalización el incremento de la baja por paternidad podría ser hasta de 13 semanas adicionales, pero estas semanas solo se pueden obtener cuando el recién nacido está hospitalizado por un mínimo de 7 días.

    En España, el gobierno vasco anunció la equiparación de los permisos de maternidad y paternidad de 16 semanas. Esta se ha convertido en la única comunidad autónoma en lograr esto en el año 2019, dos años antes que en el resto del país.

    Este nuevo decreto aún se está elaborando, el permiso de paternidad en Euskadi de 16 semanas de duración no es un permiso como tal, ya que se contempla dentro de la figura de la excedencia laboral.

    Así la Seguridad Social se encargará de retribuir el permiso de paternidad de 8 semanas a los padres vascos, al finalizar ese tiempo los padres procederán a pedir una excedencia hasta poder completar las 16 semanas. Es una excedencia completamente voluntaria y retribuida.

    El gobierno vasco se encargará de financiar esas últimas ocho semanas de permiso en forma de subsidio. Este nuevo permiso también será aplicable a familias monoparentales, beneficiando así a un mayor porcentaje de la población de Euskadi.

    Las normas vascas dictan que es obligatorio cumplir con el aja paternal durante los 12 meses posteriores al parto.

    ¿Quién paga la baja por paternidad?

    Este pago no lo cubre la empresa donde labora el padre, lo cubre completamente la Seguridad Social. En esta prestación no se incluye ningún elemento adicional como libretas, cheques o vales de transporte.

    Algunas personas pueden preguntarse si el permiso de paternidad está exento del pago de IRPF, y resulta que en el año 2018 el Tribunal Supremo decretó que las prestaciones por maternidad estaban exentas del pago de IRPF, pero sin embargo no se pronunció en relación a los padres y su baja de paternidad.

    En cambio, el Ministerio de Hacienda dijo que los padres que solicitaron el permiso de paternidad a partir del año 2014 podrán reclamar la devolución de lo tributado en el IRPF durante el tiempo de baja paternal, es decir que todos los padres que tuvieron su periodo de permiso en los años 2014, 2015, 2016 y 2017 pueden solicitar la devolución.

    Para hacer este reclamo de la devolución por paternidad existen varias vías, se puede hacer mediante la presentación de la solicitud impresa, o por vía digital. A continuación, tienes una explicación paso a paso sobre como solicitar la devolución del IRPF por paternidad.

    Si quieres optar por hacer la reclamación de forma física, puedes descargar el modelo de solicitud de devolución de ingresos indebidos del IRPF por prestaciones/retribuciones de maternidad/paternidad en la página web. Este formulario oficial está disponible para todos aquellos padres que hayan cobrado la prestación en el año 2014, 2015, 2016 o 2017.

    • Indica el número de cuenta corriente en el que deseas que se realice el reintegro.
    • Debes indicar en las casillas, los años en los que has recibido la prestación por parte de la Seguridad Social.
    • Presenta el formulario oficial en cualquiera de las oficinas de registro de la Agencia Tributaria.
    • Recuerda que no es necesario adjuntar certificado de la Seguridad Social, de la Mutualidad de previsión social o de la entidad pagadora, acreditativo de las prestaciones/retribuciones por paternidad percibidas.

    Solita tu reintegro a Hacienda

    También puedes solicitar el reintegro a Hacienda, en el sitio web de la Agencia Tributaria.

    Realizar el trámite online es muy sencillo, si decides hacerlo por este medio debes contar con la Cl@ve PIN, certificado electrónico u obtener un número de referencia de tu declaración de la renta. Si quieres conseguir un número de referencia, introduce a través de la misma web tu DNI, la fecha de validez y la casilla 450 de la declaración del IRPF del 2017.

    Cuando logres acceder al formulario online, tendrás que seguir el mismo procedimiento. Introduce los años en los que cobraste la prestación y facilita el número de cuenta corriente en el que quieras que te hagan el ingreso.

    Te recomendamos que imprimas un justificante de la presentación en PDF, para cualquier posible futura reclamación. Es un proceso muy sencillo, no pierdas la oportunidad.

    ¿Cuánto es la baja por paternidad?

    La cantidad de dinero a cancelar va a depender directamente de cuánto cobres actualmente, es decir, mientras más alto sea tu salario, mayor será el monto que cobres por baja de paternidad.

    Para poder optar a solicitar la baja por paternidad, una de las condiciones es haber cobrado 180 días durante los últimos 7 años, aunque también te dan la opción de haber cobrado 360 días durante toda tu vida laboral.

    La retribución que se le cancela al padre por la baja, es calculada en base a el sueldo que percibe en la empresa, en todos los casos se cobra el porcentaje total de la base del último sueldo recibido.

    A este monto no se le suma ningún otro agregado, y se le cancelará solo los días de baja que le corresponden.

    España es uno de los países que cuenta con mayor ventaja frente a muchos otros del mundo, tiene grandes ventajas desde el punto de vista económico.

    Existen otros países que cuentan con una mayor duración del permiso de paternidad, pero los padres tienen que sacrificar parte de su sueldo. La ventaja es que los padres españoles pueden tener una retribución del porcentaje completo de su salario.

    ¿Cuándo empieza la baja por paternidad?

    Anteriormente existía un llamado “permiso de nacimiento” el cual duraba solo 2 días y lo pagaba la empresa, y a esos dos días se les sumaban los que daba la Seguridad Social, ahora, con el nuevo decreto, esto se ha eliminado.

    Actualmente los padres solo disfrutan del permiso que se comienza a cumplir desde el mismo momento en que nace el niño, que es el que actualmente dura 12 semanas y es pagado por la Seguridad Social.

    Es crucial y completamente legal que el padre esté presente en todo momento durante los primeros días de vida de su hijo, no es menos importante que la madre, para asegurar así el bienestar de una familia, por esta razón las cuatro primeras semanas son obligatorias.

    El estado demanda que estas cuatro semanas obligatorias sean cumplidas al momento del nacimiento, sin embargo, las ocho semanas que restan el padre puede elegir no tomarlas, cumplirlas junto con las primeras cuatro, o tomarlas durante cualquier momento durante el primer año de vida del bebé.

    Otra opción es llegar a un acuerdo con la empresa, el padre puede conversar y llegar a un acuerdo para pactar cumplir una jornada laboral a medio tiempo, así solo trabaja durante medio día y puede disfrutar del servicio ya no por 12 semanas, sino por 24 pero solo medio día.

    Existe una plataforma que critica este nuevo decreto de ley, la PPIINA (Plataforma por los Permisos Iguales e Intransferibles por Nacimiento y Adopción) dice que hay una especie de “trampa” en cuanto a la duración de periodo de paternidad, ya que no están de acuerdo con las primeras seis semanas de baja simultáneas a las de la madre, hablando del 2021.

    Opciones para las 6 semanas de baja por paternidad

    También expresan que no está bien que esas seis semanas deban usarse obligatoriamente después del parto, ya que según esta plataforma el riesgo de que las madres sigan siendo las eternas cuidadoras exclusivas del bebé, aumenta.

    La idea es que tanto el padre como la madre tengan la misma responsabilidad, capacidad y compromiso para cuidar del bebé, ya que siempre se pone al padre como un ayudante de la madre, en lugar de un participante activo.

    Se insiste, además, en que muchas parejas preferirían disfrutar de los permisos remunerados de forma alterna, así se garantiza que el niño pueda pasar más tiempo en casa, en compañía de la madre o del padre.

    Por otro lado, la organización se enfoca principalmente en la importancia de alternar los permisos de paternidad y maternidad. Sólo así es posible una corresponsabilidad real. ¿Por qué los hombres no pueden cuidar del bebé estando solos igual que lo hace la madre?

    ¿Qué día se cobra la baja por paternidad?

    Si te estás preguntando ¿Qué día te ingresan la baja por paternidad? Pues te podemos comentar que la Seguridad Social, normalmente, realiza el pago por la baja de paternidad el último día hábil del mes. Es decir que, si el último día del mes cae sábado, el pago se hará el día anterior.

    A partir del momento en que se haga la transferencia, esta tardará en llegar a tu cuenta dependiendo de tu tipo de banco, pero siempre se busca que el dinero le llegue al padre lo más pronto posible.

    Baja por paternidad autónomos

    Todos los trabajadores autónomos tienen el mismo derecho que los demás de gozar del permiso de paternidad de 12 semanas durante el año 2020. No existe ninguna distinción en cuanto a este punto.

    Este permiso o baja por paternidad consiste en un subsidio o prestación que recibirá el trabajador durante las semanas que esté de permiso, ya que el país vela porque todos los padres trabajadores tengan los mismos derechos, en este caso el permiso aplica tanto para hijos biológicos como para adopciones.

    Una de las principales características que tiene este permiso es que las primeras cuatro semanas inmediatas al parto o adopción, se deben disfrutar sin interrupción alguna. En cambio, las ocho semanas que restan, el trabajador puede disponer de ellas como le plazca, planificando con la madre y tener una flexibilidad relativa, pero eso sí, deben haberse cumplido antes de que el niño cumpla el año o ya no tendrá vigencia.

    Es importante resaltar que este permiso es intransferible, es decir que el padre no puede cederle ningún día a la madre, en caso de que quisiera hacerlo, es importante garantizar que sea el padre quien también pase tiempo con su hijo.

    La prestación por paternidad que recibe un trabajador autónomo, igual que para los demás trabajadores, es el porcentaje total de la base reguladora. Este porcentaje se calcula tomando como referencia la base de cotización de los últimos seis meses del trabajador.

    Al sumar estas bases, se tiene que dividir el resultado entre 180, y el resultado de esta operación es la cantidad que el trabajador autónomo va a recibir. Así se calculan las prestaciones en este caso.

    Cotización por la misma base

    Si se da la situación de que en los últimos seis meses el trabajador haya cotizado por la misma base, entonces no es necesario hacer este cálculo, simplemente recibirá cada mes la misma cantidad de la base mensual.

    De esta forma el ingreso no varía en lo más mínimo, por ejemplo, si has recibido por la mínima 967,60 euros mensuales, entonces recibirás exactamente la misma cantidad.

    Al momento de solicitar la prestación por paternidad para autónomos, es necesario reunir una serie de requisitos indispensables, en aras de que todo esté en orden. Dichos requisitos son los siguientes:

    • Estar dado de alta como autónomo en la Seguridad Social.
    • Estar al corriente del pago de la cuota de autónomo.
    • Informar sobre el nacimiento de tu hijo en un plazo máximo de 15 días.
    • Haber cotizado al menos 180 días en los últimos siete años.

    Si cumples con todos los requisitos mencionados anteriormente para solicitar el permiso por paternidad, entonces debes proceder a la Seguridad Social y llevar los siguientes documentos:

    • DNI.
    • El informe del parto.
    • Libro de familia, cuando no conste en el Registro Civil.
    • Declaración de situación de la actividad.

    Es importante que recuerdes que tienes un plazo para hacer esta solicitud, ya que de lo contrario no te la aceptarán. Debes acudir a la Seguridad Social dentro de los 15 días posteriores al parto para proceder a solicitar el permiso de paternidad.

    Si necesitas más información siempre puedes consultar en la página de la Seguridad Social, busca información sobre la solicitud de la prestación por paternidad, e infórmate detalladamente acerca de todo lo necesario, recuerda que siempre es mejor informarse bien antes de realizar cualquier trámite, en especial uno tan importante como este.

    Modelo de Solicitud a llenar

    El modelo de la solicitud que debes llenar también está disponible para descargarlo y llenarlo en la página de la Seguridad Social. No dudes en buscar toda la información necesaria ya que estos trámites están concebidos para que sean lo más fáciles posibles para ti.

    Legalmente, para los trabajadores autónomos, la cotización a tiempo parcial no está contemplada o permitida; sin embargo, tienen la posibilidad de solicitarla cuando es por motivos de paternidad, ya que este es un caso mayor y mucho más importante.

    Aquellos trabajadores autónomos que al convertirse en padres quieran laborar a tiempo parcial; disponen de la opción de recibir un pago parcial y también recibir una prestación parcial. Este hecho no todos los trabajadores lo saben, por eso es importante resaltarlo.

    Pero existen ciertas condiciones para poder optar por recibir este beneficio de forma parcial; por ejemplo, que solo se puede optar por esta modalidad durante ocho semanas, porque las primeras cuatro semanas que son obligatorias; también es obligatorio cumplirlas a tiempo completo.

    Pero sin embargo es una muy buena opción para aquellos padres que no quieren dejar de trabajar; pero tampoco quieren dejar a sus hijos desatendidos.

    Al conocer todas estas especificaciones podemos asegurar que la baja por paternidad es algo cada vez más necesario; anteriormente no se le daba importancia; pero está comprobado que la presencia del padre es también crucial para el bienestar de una familia y de un ciudadano recién nacido.

    La presencia paterna en los primeros días del bebé es tan importante como la de la madre; además es una responsabilidad compartida y en este caso dos pueden llevar las situaciones mucho más fácilmente que uno solo.

    Desarrolla el vínculo Paternal de tu bebé

    Está comprobado científicamente que los bebés desarrollan el vínculo emocional con sus padres durante sus primeros meses de vida; ya que son ellos los que están ahí siempre que lo necesita, ante cualquier inconveniente, para atender sus necesidades y brindarle amor. Son las figuras que ve constantemente y siente que lo protegen.

    Por esta razón es tan importante la baja por paternidad, y no solo se da cuando el niño acaba de nacer; sino que, en caso de adopción, siempre y cuando el niño sea menor de 6 años, también aplica bajo las mismas condiciones; ya que los primeros días del niño son para adaptarse y conocer a sus padres.

    Los casos de adopción son bastante especiales, ya que la salud emocional del niño en cuestión; y la confianza en sus padres y su nuevo entorno se forjará durante sus primeros meses en su nueva familia. Si el padre no está presente, lo más seguro es que al niño le cueste confiar en él, o verlo como su figura paterna.

    Y en cuanto al padre, también se le hará un poco difícil poder establecer un vínculo con su nuevo hijo; si este no confía en él y casi no lo ve. Esto a largo plazo puede generar problemas de autoestima, problemas de confianza que solo se agravan a medida que el niño va creciendo.

    El permiso por paternidad genera mejor confianza en el cuidado; ya que en un informe llamado “The New Dad: TakeYourLeave” (El nuevo papá: aprovecha tu licencia), se descubrió que la unión entre padres; y bebés durante el permiso de paternidad mejora la capacidad del padre para cuidar a los hijos a largo plazo.

    Comprometerse en el cuidado del bebé, no solo es de la madre

    Esto convierte al padre en una persona mucho más comprometida e involucrada, porque le nace del corazón sin que nadie se lo tenga que pedir. En el informe se expresa que ser un padre que está cerca en esas primeras etapas; le da una confianza duradera en su cuidado y lo establece en igualdad de condiciones a la hora de la crianza de los hijos.

    La evidencia también sugiere que este tiempo extra de vinculación puede llevar a una relación padre-hijo más fuerte en el futuro.

    También es completamente evidente que los beneficios de la paternidad dejan secuelas que perdurarán en el tiempo; no solo te ofrece la oportunidad de crear un gran vínculo con tu bebé; sino que también varios estudios demuestran que la licencia de paternidad también tiene efectos positivos en un niño más adelante en la vida.

    La universidad de Oslo realizó un estudio donde revela; que aquellos niños con padres que se tomaron un tiempo de licencia por paternidad muestran un mejor rendimiento en la escuela. Además, un informe de la OCDE revela que esos mismos niños mejoran los puntajes cognitivos y resultados de salud mental a medida que van creciendo.

    Una de las principales dificultades de tener un hijo recién nacido es la relación entre los padres; ya que muchas veces bajo tanta presión y un proceso tan emocional como este, puede llegar a deteriorarse. La baja por paternidad mejora considerablemente esta relación.

    Ser padres se trata de ayudarse y apoyarse mutuamente, por esta razón compartir la responsabilidad, sobre todo en los primeros días del bebé; es de crucial importancia para fortalecer la relación, esto le permite al niño también sentir el amor; el apoyo y la confianza por parte de sus progenitores.

    Recuerda que ser padre es un cambio de vida completo

    Ser padre es un proceso importante que te cambia completamente la vida; y poder equilibrarlo con el trabajo es a veces muy complicado, por eso las bajas por paternidad tienen múltiples ventajas y beneficios; tanto emocional como físicamente.

    Primero que nada, las madres no se hacen cargo solas de todo, y podrán volver al trabajo tranquilamente; sabiendo que el otro progenitor va a cubrir los cuidados del menor.

    Por otro lado, los padres aprenderán todos los cuidados que el bebé requiera; y estarán en la misma capacidad de efectuarlos que la madre, dándole mayor autonomía a ambos.

    La mayoría de las veces, cuando los padres tienen la opción de cuidar a sus bebés estos están contentos; disfrutan e incluso se les hace corto el tiempo.

    No es una cuestión biológica el hecho de que los padres no acostumbren a ocuparse de sus bebés. Es un problema de la sociedad, las leyes y las costumbres que se han venido imponiendo a través de los años.

    Esta práctica no solo trae ventajas para los padres, sino también para el niño recién nacido; ya que el bebé puede pasar mucho más tiempo con ambos progenitores y vive en una familia más igualitaria.

    También es muy notorio que disminuye el riesgo de pobreza; ya que ambos padres podrán mantener sus empleos, por lo tanto, la familia contará con ambos ingresos.

    La PIINA explica que, cuando los padres se implican en los cuidados, el nivel de violencia disminuye. Esto tiene como resultado que los bebés crezcan en un ambiente más pacífico; lo que favorece positivamente su desarrollo y les brinda mayor confianza, creando una buena relación.

    Más Artículos que pueden interesarte

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos Cookies para mejorar su experiencia de Usuario Leer Más