A la hora de adjudicarse una herencia pueden ocurrir muchas vicisitudes. Lo más común es que no haya acuerdo entre los herederos a la hora de repartir los bienes, pero eso son líos que dejaremos para otra ocasión.

Si no hay problemas ni malos rollos entre los herederos y cada uno tiene claro lo que le toca, para tramitar una herencia hay que realizar obligatoriamente una serie de trámites ante diferentes instancias.

TRAMITES DE HERENCIA ANTE EL NOTARIO. LAS ESCRITURAS.

En primer lugar para tramitar una herencia habrá que acudir al notario para otorgar, según proceda, la escritura de declaración de herederos abintestato y posteriormente la escritura de aceptación y adjudicación de herencia o directamente solo la segunda.

La escritura de declaración de herederos solo se tendrá que formalizar cuando la persona fallecida no otorgó testamento en vida, por lo que es muy importante saber si lo hizo y en su caso cuál fue el último, para ello hay que solicitar certificado de últimas voluntades.

Pero antes de acudir al notario, para que éste pueda formalizar las escrituras, hay que recabar una serie de documentos:

DOCUMENTACIÓN NECESARIA PARA TRAMITAR UNA HERENCIA.

  • Certificado de Defunción, este normalmente lo proporciona el tanatorio o la funeraria, también se puede solicitar en la web del ministerio de justicia o presencialmente en el registro civil.
  • Certificado de Últimas Voluntades se puede solicitar en la web del Ministerio de Justicia, presencialmente en el Registro Civil y también puedes contratar el trámite online en nuestra web.
  • Certificado de Seguros de Cobertura
  • Libro de Familia.
  • DNI  de la persona fallecida.
  • DNI de los herederos.
  • Copia simple del testamento, si existe.
  • Certificado de saldo en cuentas, depósitos bancarios, valor de acciones, fondos de inversión etc… a fecha de fallecimiento.
  • Relación de todos los bienes muebles e inmuebles propiedad de la persona fallecida y títulos y escrituras de propiedad o notas simples.
  • Documentación de vehículos.
  • Impuesto de Sucesiones (modelo 650)

LIQUIDACIÓN DEL IMPUESTO DE SUCESIONES.

Una vez aceptada y adjudicada la herencia mediante la escritura de adjudicación, el siguiente paso será liquidar el Impuesto de Sucesiones en la comunidad autónoma donde residía la persona fallecida. Para ello,  durante los 6 meses siguientes a la fecha de fallecimiento, que es el plazo voluntario para la presentación del impuesto, tendremos que confeccionar y calcular el modelo 650 de la comunidad autónoma en cuestión, posteriormente pagar el impuesto en una entidad bancaria colaboradora, para luego presentarlo ya pagado en la oficina liquidadora del distrito hipotecario que corresponde a la residencia habitual de la persona fallecida.

INSCRIPCIÓN EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD DE LOS BIENES INMUEBLES.

Si entre los bienes de la herencia se han adjudicado inmuebles, el siguiente paso será llevar la escritura de adjudicación de la herencia junto con el impuesto pagado y sellado por la oficina liquidadora correspondiente, a cada uno de los registros de la propiedad donde estén inscritos los inmuebles heredados.

Compartir...