Empadronarse en España

Empadronarse en España

¿En qué podemos ayudarle?

    ¿Empadronarse en España?

    Todo ciudadano español; al igual que toda persona extranjera que resida en cualquier lugar de la geografía española; está obligada por ley a cumplir con el registro ante el padrón de habitantes del municipio donde reside habitualmente. O, para utilizar términos más convencionales, todo ciudadano residente dentro del territorio español está en la obligación de empadronarse.

    El registro en el padrón de habitantes o empadronamiento es una de las figuras administrativas más importantes contempladas por las leyes de nuestro país.

    Dicho documento tiene estatus de obligatoriedad; a la vez que representa un derecho fundamental para todos los habitantes en función de servir como entrada a otros derechos sociales esenciales. Derecho tanto a nivel municipal, de la provincia y de la comunidad autónoma. Es decir, toda persona al empadronarse consigue notoriedad ante la administración pública, logrando así beneficiarse de los recursos del Estado que le corresponden por ley.

    La figura del empadronamiento representa, además, una herramienta sumamente útil en múltiples sentidos. Al tratarse de un registro universal de habitantes o padrón como comúnmente se le conoce; sirve como un censo definitivo. De esa forma, el empadronarse constituye, a su vez, un instrumento estadístico y poco más. Puesto que los datos personales de los empadronados no son tomados en cuenta con fines que vayan mucho más de lo administrativo. Teniendo en cuenta esto, en el caso específico de los ciudadanos inmigrantes, el empadronamiento es de suma importancia en caso de encontrarse en situación irregular, puesto que representa el primer paso para la regularización de su situación.

    ¿Qué es empadronarse?

    A pesar de tener semejante carga de obligatoriedad y utilidad, el empadronamiento comprende un proceso, por demás, infinitamente sencillo. Por esa y muchas otras razones, es necesario que, si aún no has cumplido con esta formalidad, es hora de que lo hagas. Para ello, tendrás a continuación toda la información detallada que necesitas conocer para que completes exitosamente tu empadronamiento.

    Como bien pudiste apreciar en esa breve introducción, el empadronamiento se trata de un trámite legal obligatorio exigido por las leyes del Reino de España a todos quienes habitan en este, tanto ciudadanos nacionales como extranjeros. La finalidad de este requisito, entre otros objetivos secundarios o derivados, es principalmente llevar un censo real de todos los habitantes con residencia habitual dentro del territorio. Dicho censo sirve además como dato estadístico para determinar la forma en la que el Estado deberá administrar los recursos públicos para solventar, dentro de sus posibilidades, las necesidades socioeconómicas que padece la población.

    El registro en el padrón de habitantes se lleva a cabo a nivel municipal individualmente, colectivamente o por representación. Para tramitarlo, se debe acudir a la sede del ayuntamiento o sus oficinas dependientes habilitadas para dicho fin. Al empadronarse, un ciudadano es reconocido como vecino del municipio por la autoridad local en donde declara su domicilio habitual. Para ser empadronado, todo ciudadano debe cumplir con el requisito fundamental de ser residente habitual del municipio, esto es, según los criterios legales, tener residencia fija en el municipio de al menos 6 meses al año.

    Aspectos a tener en cuenta sobre empadronarse

    Otro aspecto importante del concepto de empadronamiento y del trámite en sí, es que quien está empadronado logra visibilidad ante la administración pública, logrando así el acceso total a sus derechos básicos como ciudadano. Entre esos derechos a los que lograrás acceder al convertirte en ciudadano empadronado serán, entre otros; el derecho a la seguridad social, la salud pública, la educación, el arraigo social, subsidios, ayudas económicas por desempleo, etc. En el caso de ciudadanos extranjeros, el empadronamiento les otorga derechos similares a los de los ciudadanos nacionales y además les facilita el proceso para regularizarse en el país.

    El empadronamiento funciona también como documento fundamental para gestionar otros tipos de documentación de suma importancia, como por ejemplo todo tipo de trámites legales, diligencias múltiples del registro civil, matrimonios, declaraciones de herencias, reconocimientos de herencias, solicitudes de residencia, compraventas de bienes muebles e inmuebles, pagos de impuestos, trámites ante organismos militares y extranjeros, entre otros.

    Como ciudadano extranjero, es importante que sepas que al solicitar el empadronamiento tu situación migratoria, de ser irregular, no te representará repercusiones legales por figurar empadronado, puesto que los documentos que solicitan cumplen únicamente un fin probatorio de identidad y de uso de la vivienda que se declare como residencia habitual.

    Implicaciones sobre empadronarse en el tema tributario

    Partiendo de la premisa de que todo ciudadano que declare ser residente en cualquier parte del territorio del Reino de España, declara a su vez domicilio fiscal dentro del mismo y, por consiguiente, se considera automáticamente ante la administración tributaria como aportante.

    La implicación más importante a la que todo esto conlleva es que todo ciudadano empadronado, resida o no habitualmente en el domicilio que declaró ante el padrón de habitantes, debe tributar de igual manera que quienes hacen vida permanente dentro del país sin excepción.

    Si por diferentes motivos no resides habitualmente en España, pero en algún momento requeriste empadronarte, la regla se aplicaría de igual forma y tu registro en el padrón puede servir como prueba irrefutable para la administración tributaria de que debes tributar.

    ¿Cómo empadronarse?

    Para comenzar el trámite de empadronamiento, necesitarás saber que como trámite universal existen reglas generales que se aplican en cualquier municipio de España que te encuentres. Sin embargo, en algunos casos habrá excepciones y condiciones diferentes dependiendo del lugar donde te encuentres.

    Básicamente, el primer requisito que debes cumplir es ser residente habitual en el municipio donde deseas iniciar el registro, esto significa que debes poder comprobar que habitas al menos 6 meses al año en la localidad donde estás intentando empadronarte, aún si posees domicilio fijo allí o no.

    Para iniciar el trámite de empadronamiento de forma presencial, necesitarás obtener el formulario o planilla de solicitud del registro, rellenarlo con tus datos y solicitar una cita en el ayuntamiento u oficina habilitada para tal fin. Esta solicitud, tanto de la cita como la del formulario puedes conseguirla yendo directamente al ayuntamiento u oficina personalmente.

    La segunda opción es empadronarse online, mediante el cual puedes conseguir ambos requisitos, tanto la cita previa para iniciar el trámite como el formulario de solicitud de empadronamiento. Existe también la posibilidad de solicitar la cita previa a través de una llamada telefónica.

    Recaudar documentación indispensable

    Después de completar esos sencillos primeros pasos, ahora deberás recaudar algunos pocos documentos y para nada difíciles de conseguir. Elementalmente, lo que te pide la oficina de padrón es que presentes un documento probatorio de tu identidad, un documento probatorio del uso de la vivienda que alegas habitar y el formulario de solicitud debidamente completado con tus datos.

    Lógicamente, existen casos particulares en los que las personas pudieran tener que presentar documentos adicionales o documentos especiales dependiendo de la situación.

    En cuanto a la forma de consignar dichos requisitos, existen diferentes opciones entre las que puedes elegir según te parezca más cómodo o según la disponibilidad de estas en tu zona. Podrás elegir entre solicitar empadronarse mediante la opción presencial, también existen ejemplos como el del empadronamiento en el ayuntamiento de Barcelona en el que puedes iniciar el trámite llamando por teléfono a la oficina de atención al ciudadano, o bien puedes hacerlo mediante internet en caso de que poseas registro digital. Cabe destacar que para esta última opción la gran mayoría de ayuntamientos en España tienen activos sus servicios de atención online.

    Requisitos para empadronarse

    Como bien sabes, los requisitos para empadronarse, en general, no son demasiados. Como pudiste observar hace pocas líneas atrás, lo único que necesitarás será el formulario de solicitud de empadronamiento, documentación que demuestre tu identidad (normalmente DNI o Pasaporte) y demostrar el uso de la vivienda donde declaras que habitas. Obviamente, dependiendo del caso y la situación en la que el o los solicitantes se encuentren, deberán consignar documentación adicional.

    Requisitos probatorios de identidad

    • Ciudadanos españoles mayores de edad deberán acudir a la oficina de padrón con el DNI, pasaporte o permiso de conducir vigentes.
    • Los Ciudadanos extranjeros comunitarios o de Noruega, Islandia, Suiza y Liechtenstein podrán acudir con su tarjeta de residencia, pasaporte o documento de identidad de su país de origen.
    • Ciudadanos extracomunitarios deben presentar tarjeta de residencia, pasaporte vigente o NIE (en caso de poseerlo).
    • Españoles menores de edad mayores de 14 años deben tener DNI obligatoriamente o pasaporte (en caso de poseerlo).
    • Ciudadanos españoles menores de 14 años con sus padres o representantes legales deben presentar libro familiar, DNI o pasaporte en caso de poseer alguno de esos documentos.
    • Los Ciudadanos extranjeros de países de la Unión Europea, Noruega, Islandia, Suiza o Liechtenstein menores de edad con sus padres o representantes legales deberán presentar libro de familia, certificado de nacimiento, pasaporte o documento de identidad de su país de origen.
    • Ciudadanos extranjeros extracomunitarios menores de edad con sus padres o representantes legales solo pueden consignar certificado de nacimiento, libro de familia, pasaporte en caso de tenerlo o tarjeta de residencia.

    Ten en cuenta que los documentos que presentes los debes de entregar tanto en original como fotocopia. Además, los documentos de identidad del país de origen del solicitante que estén en su lengua original diferente al castellano deben ser traducidos, por lo que deberás presentar el documento original como la traducción.

    Requisitos probatorios del domicilio y uso de la vivienda

    Recuerda que para demostrar la dirección del domicilio donde habitas y el uso de la vivienda necesitarás entregar al menos uno de los documentos que se mencionan a continuación. Recuerda llevar tanto el original como la fotocopia de cada uno.

    • Escrituras o título de propiedad de la vivienda en caso de ser el propietario.
    • Contrato de alquiler firmado máximo hace 5 años.
    • Autorización firmada de alguna persona empadronada en el mismo domicilio que habitas.
    • Última factura o recibo del pago de algún servicio; internet, agua, gas o electricidad.

    Empadronamiento de terceros

    En el caso de ciudadanos mayores de edad quienes requieran de la representación de un tercero, deberán presentar documentación adicional que acredite a la persona quien ejerce la tutoría. En ese caso, el representado tiene que presentar su documento de identidad original, DNI o pasaporte, si es extranjero comunitario debe presentar documento de identidad de su país de origen o pasaporte. Si es extranjero extracomunitario, presentar tarjeta de residencia o pasaporte.

    Por otra parte, el representante deberá presentar documento legal firmado que le autorice como representante del interesado, así como también el documento de identidad vigente.

    Los representantes legales de menores de edad deben presentar orden judicial que haga constar la representación del menor. De la misma forma, los progenitores con la guardia y custodia de sus hijos menores de edad por motivo de separación o divorcio deben presentar resolución judicial que los acredite como tal. Independientemente del caso, la solicitud de empadronamiento debe estar firmada por ambos progenitores.

    ¿Cómo solicitar cita previa para empadronarse?

    La siguiente información se trata de una de las más importantes con respecto al trámite de empadronamiento, así que presta bastante atención porque que de ello dependerá el que tengas éxito o no en el proceso. Es tan importante saberlo por la simple razón de que en la gran mayoría de las oficinas de padrón municipal en toda España se debe solicitar cita previa para poder realizar el trámite de empadronamiento.

    Al igual que muchos otros trámites relacionados con el empadronamiento u otros que de igual forma deben hacerse en la oficina de padrón, la solicitud de cita previa puede hacerse de 3 formas. La primera es la opción presencial, cuando obtienes el formulario de solicitud de empadronamiento, allí puedes solicitar simultáneamente la cita previa para empadronarte.

    La segunda opción, y una de las 2 opciones que tienes para solicitar cita previa de forma remota, es la opción telefónica. Solo debes llamar a la oficina de padrón y solicitar tu cita para que acudas en la fecha acordada.

    Además de las 2 opciones anteriores también está la opción por internet. En el mismo momento en que descargas tu formulario de solicitud de empadronamiento, también puedes solicitar una cita previa con la fecha en la que deberás comparecer para iniciar tu registro en el padrón.

    Así como debes tener en cuenta que de no tener cita previa no serás atendido, también debes saber que lo más recomendable es que la diligencia del registro de empadronamiento la hagas durante horas de la mañana. Como es costumbre en las oficinas públicas españolas, los trámites burocráticos con el público solo se atienden en la mañana. Durante la tarde será muy poco probable que te atiendan.

    ¿Dónde empadronarse?

    Tal como has tenido oportunidad de ver a lo largo del texto, para empadronarse existen diversas opciones entre las que puedes escoger para realizar tu trámite de la forma que consideres más cómoda. Además de las opciones remotas, como lo son la opción por internet y por llamada telefónica, la más lógica parece ser siempre la opción presencial, por variadas razones.

    Para cumplir con la opción presencial, es necesario que conozcas cuáles son las oficinas públicas en las que podrás llevar a cabo el proceso. En la mayoría de municipios de España, las sedes principales de ayuntamiento son el lugar indicado para informarte acerca de todo lo relacionado con el trámite de empadronamiento, así como también llevar a cabo el proceso.

    Además, en cada municipio están dispuestas oficinas dependientes de los ayuntamientos en las que debes concurrir para iniciar tu registro, dichas oficinas son mejor conocidas en muchos lugares como “oficina de padrón municipal”, otra denominación que se les da es la de “oficina de atención al ciudadano”. Ten en cuenta que todas esas formas de llamarlas varían dependiendo del lugar donde te encuentres.

    Empadronarse sin domicilio fijo

    Por diversos motivos o situaciones particulares, puede darse el caso de que un ciudadano no tenga la posibilidad de declarar un domicilio fijo.

    Sumamente variadas pueden ser las razones para explicar la situación de no tener domicilio estable. Entre estas, se podría citar el caso de aquellas personas quienes por motivos de viajes constantes, bien sea por trabajo o razones familiares, no solo dentro del territorio nacional sino también al extranjero, no tienen vivienda fija pero necesitan empadronarse.

    Otro caso, mucho más común y preocupante es el de ciudadanos tanto nacionales como extranjeros que se encuentran en situación de precariedad o situación de indigencia, independientemente del caso, se trata de un sector de la población desamparado y cuya necesidad de acceder a derechos y beneficios básicos es mucho más imperiosa.

    Partiendo de esa idea, en el año 2015, mediante un conocido artículo de la resolución del 16 de marzo de dicho año, el Ministerio de la Presidencia presentó un recurso capaz de facilitar el acceso al trámite de empadronamiento a todas aquellas personas quienes no pudieran declarar domicilio fijo.

    Residir 6 meses al año para empadronarse

    Así pues, todo ciudadano que pueda demostrar que reside en un municipio, al menos 6 meses al año de manera continua, aún no teniendo dirección de domicilio estable puede solicitar el empadronamiento en dicho municipio.

    La solución que aportó la resolución antes mencionada, se presentó en forma de herramienta administrativa, la cual fue denominada Informe de Conocimiento de Residencia o ICR por sus siglas.

    De esta manera, aquellos ciudadanos a quienes se les hacía imposible demostrar un domicilio estable a la hora de empadronarse, desde ese momento en adelante solo debían solicitar que se les recogiera dicho informe, el cual solo las autoridades municipales tienen la facultad de llevar a cabo por intermedio de trabajadores sociales o policía de la ciudad, quienes tendrán la tarea de hacer acto de presencia en el lugar donde declaró habitar el solicitante y de esa forma constatar la información.

    ¿De qué se trata el ICR?

    El Informe de Conocimiento de Residencia fue la herramienta aportada por el Ministerio de la Presidencia para dar solución a quienes no pudieran declarar una dirección fija de residencia. Para efectos del trámite de empadronamiento, la medida aporta una solución sobre a todo a los sectores más necesitados económicamente.

    Fundamentalmente, el ICR se pone en marcha cuando el ciudadano sin domicilio estable solicita el registro en el padrón municipal de la localidad en donde habita por más tiempo durante el año. Luego, trabajadores sociales en representación del ayuntamiento, o bien agentes de las fuerzas policiales del municipio se presentan en el lugar donde el solicitante declara residir, allí se constata la información, se recoge el informe y el solicitante estará listo para empadronarse.

    Cabe destacar que, al no tener domicilio fijo, en el registro de empadronamiento la dirección de domicilio que figurará será la de algún establecimiento de atención social del ayuntamiento.

    Tiempo de vigencia del registro de empadronamiento

    Si eres ciudadano español o de la Unión Europea no deberás preocuparte por la fecha en que pueda caducar tu registro de empadronamiento.

    Solo en caso de cambiar de domicilio fuera del municipio donde te encontrabas empadronado; surtirá efecto una renovación en el momento que hagas el trámite de empadronamiento en tu nuevo municipio. Dado que nadie puede estar empadronado en 2 lugares diferentes, automáticamente el ayuntamiento notificará a tu antiguo municipio del cambio y no tendrás más de que preocuparte.

    Si por el contrario eres ciudadano extranjero extracomunitario, según la regulación de 2003; te verás en la obligación de renovar tu registro de empadronamiento una vez cada 2 años. De manera que al igual que el resto, en caso de que cambies tu domicilio habitual a un municipio diferente, se te dará de baja en ese padrón municipal que abandonas.

    ¿Qué es el certificado de empadronamiento y cómo solicitarlo?

    El certificado de empadronamiento es el documento que expide el padrón de habitantes del municipio; a todos aquellos vecinos avalados del municipio después de completar el trámite de empadronamiento. En pocas palabras, es una constancia que da fe de que estás empadronado en un municipio español. Dicho documento puede solicitarse de parte del interesado tanto de forma remota por internet o por llamada telefónica, así cómo también presencialmente. Es pertinente saber que este tipo de certificado tiene una validez de tan solo 3 meses desde el momento en que se expide. El certificado de empadronamiento tiene un costo promedio de 2.5 euros.

    Este documento te servirá para múltiples gestiones en el sistema burocrático, tanto para presentarlo ante entes administrativos; judiciales, fiscales, militares, educativos, incluso organismos extranjeros, etc.

    En el caso del certificado de empadronamiento, la opción más lógica para solicitarlo es alguna de las opciones remotas a disposición.

    Por teléfono; tan solo debes solicitar que se te envíe el certificado tu domicilio, el que figura en tu registro de empadronamiento y el documento. Te llegará por medio del correo postal ordinario.

    En el caso de la opción por internet, deberás tener certificado digital válido o bien DNI electrónico con el que puedes emitir una firma electrónica.

    Entonces, cuando ya lo hayas solicitado se te enviará por correo electrónico; o bien mediante correo postal convencional. Siempre estará disponible también la opción de solicitarlo presencialmente o por intermedio de un autorizado en cualquiera de las oficinas del ayuntamiento del municipio.

    Volante de empadronamiento, ¿Qué es y cómo solicitarlo?

    El volante de empadronamiento es un documento de carácter informativo en el cuál figura la dirección de domicilio fijo de la persona; o personas empadronadas (en el caso de volante de empadronamiento colectivo) en un municipio. Podría decirse que los volantes de empadronamiento, aunque sirven como constancia del empadronamiento de un ciudadano; de cualquier manera, tienen una carga inferior de formalidad en comparación con el certificado de empadronamiento.

    Sin embargo, con el volante de empadronamiento también tienes posibilidad de realizar una gran cantidad de diligencias administrativas, como por ejemplo renovar documentos de identidad como el DNI, el pasaporte o permisos de residencia, también para acceder a ayudas sociales, subsidios, descuentos, comprobar la residencia, etc.

    El volante de empadronamiento puedes solicitarlo de forma remota a través de internet o llamada telefónica. En el caso de la opción por internet; debes recordar que para hacerlo debes tener un certificado virtual válido: o en su defecto DNI electrónico con el que puedas emitir firma virtual. Luego de solicitarlo, podrás recibirlo por correo electrónico e imprimirlo, o bien a través del correo postal en tu domicilio. Al solicitarlo telefónicamente, también recibirás el certificado en físico en tu domicilio por medio del correo ordinario.

    Por supuesto, también es posible solicitarlo personalmente en las oficinas dependientes del ayuntamiento. En este supuesto sin necesidad de cita previa y, si es tu voluntad puedes enviar a un tercero con autorización firmada y fotocopia del DNI.

    Certificado de empadronamiento histórico

    El certificado de empadronamiento histórico forma parte de la categoría de certificados derivados del empadronamiento, específicamente de la clase de certificados colectivos. Se le dice histórico porque contiene datos y hace constar el domicilio de todas las personas empadronadas que viven o vivieron en este alguna vez.

    El certificado de empadronamiento histórico se expide a petición de la parte interesada en las oficinas del ayuntamiento habilitadas; para todos los fines relacionados con el empadronamiento. Cabe destacar que por tratarse de un documento donde figuran las identidades de un grupo de personas; debido a la normativa vigente con respecto a la protección de datos personales; los certificados colectivos solo podrán ser emitidos con la totalidad de datos personales que deban figurar solo con autorización de los afectados; de otra forma en dichos certificados colectivos solo se informará acerca de los datos de la persona solicitante y un recuadro donde se hace mención al resto de las personas del colectivo de manera anónima.

    Es de suma importancia que tengas en cuenta que todo certificado de empadronamiento histórico que solicites; y que deba contener datos previos a marzo del año 1991; deberás solicitarlo mediante petición escrita especial en la oficina de atención al ciudadano. Deberás aportar documentación extra que ayude a recabar información pertinente con respecto a los registros. Por el contrario, si los datos requeridos en el certificado son posteriores a marzo de 1991, la certificación podrás solicitarla de forma convencional.

    Preguntas y dudas más buscadas en la web relacionadas con el empadronamiento

    Las dudas surgen siempre que se está comenzando a realizar algo de lo que no se tiene mucho conocimiento; y aún más cuando lo que se está haciendo es un trámite legal. En ese momento no quieres perder ningún detalle ni caer en confusiones y terminar en un proceso fallido. Es bien sabido que al realizar un trámite ante la administración pública la intención es hacerlo rápido y de forma eficaz; sin perder tiempo ni energías. Por está razón, en la siguiente sección verás una pequeña pero pertinente lista de las preguntas más frecuentes; que se han ido formulando una gran cantidad de usuarios en la web.

    ¿Hay que cancelar algún impuesto o tasa para registrarse en el Padrón Municipal?

    Este trámite es gratuito, al momento de solicitarlo, el ciudadano no debe pagar ningún impuesto, ninguna tasa ni ningún gestor. Es sencilla realizarlo y a su vez gratuito. Así como se indica en el sitio web oficial del ayuntamiento; el empadronarse es un trámite obligatorio por el cual no se debe cancelar nada en absoluto.

    ¿Se debe renovar el empadronamiento y cuál es su duración?

    Sí y no. El empadronamiento siendo un documento administrativo legal tiene una fecha de vencimiento; y por está razón debe renovarse días antes de su fecha de caducidad o inmediatamente este llegue a su vencimiento. Sin embargo, este documento debe renovarse sólo en el caso de que seas ciudadano extranjero no comunitario. A los dos años de inscribirte en el Padrón Municipal o de su última renovación, este deberá ser renovado una vez más.

    ¿debes presentarte en la oficina del Padrón para solicitar la baja al cambiar de domicilio?

    Si te estás mudando de ciudad y tienes la incertidumbre de si debes solicitar la baja de domicilio de tu municipio; no es necesario que te preocupes por este pequeño pero intrigante detalle. Sí es cierto que puedes estar empadronado en un solo domicilio del territorio español; sin embargo, al momento de inscribirte en el Padrón Municipal de la ciudad a dónde te diriges; ellos harán por ti el proceso de dar a conocer al antiguo municipio donde te encontrabas de solicitar la baja de tu empadronamiento; y así poder hacerlo en el nuevo domicilio.

    ¿Después de haber consignado todos los requisitos, cuánto tiempo se debe esperar para que finalice el registro?

    Sí ya has consignado los documentos para empadronarte y este ha sido aprobado; entonces ya tu empadronamiento está completo y te encuentras avalado como vecino del Padrón Municipal de tú ciudad. Este trámite es sencillo de realizar y al momento que entregues todos los documentos que te soliciten y te den la aprobación, quedas empadronado instantáneamente. Por otro lado, solo debes esperar algunos días cuando solicites tu certificado de empadronamiento.

    ¿Cambiar de domicilio y de municipio afecta el proceso de continuidad para efectos de la obtención de residencia permanente?

    Mientras te encuentres empadronado en cualquier ayuntamiento dentro del territorio español no afecta en nada si te has mudado de ciudad varias veces. Cambiar de domicilio no determina que no te encuentres en el territorio. Sin embargo, debes estar consciente que no puedes dejar espacios en blanco de años sin aparecer empadronado. Se debe mantener la continuidad viviendo en España sin importar cuantas veces te hayas mudado de ciudad.

    ¿Qué se necesita para empadronarse en una vivienda de un familiar si no tengo un contrato de arrendamiento?

    Si vas a vivir en casa de un familiar solo debes tener a la mano una autorización donde indique que tus familiares; ya están empadronados en el domicilio que deseas vivir. Además de su DNI o pasaporte y el documento que acredite la titularidad de la propiedad o el documento de arrendamiento de la vivienda.

    Sin embargo, si la vivienda que vas a habitar es de un familiar; pero este no se encuentra empadronado en dicho domicilio; debes consignar una autorización firmada por el encargado de la vivienda; donde indique que no hay personas empadronadas a la vivienda y este debe especificar la autorización de tu empadronamiento en el domicilio. Así como también documentos que acrediten la propiedad del lugar como título de propiedad, documento de arrendamiento o recibo de servicios y el DNI.

    Con estos documentos a la mano puedes dirigirte al ayuntamiento más cercano a tú vivienda y comenzar el trámite de empadronarse. Un proceso rápido y sencillo de realizar.

    ¿Se debe empadronar a un menor de edad únicamente con sus padres?

    El empadronamiento debe ser realizado en la ciudad y el domicilio en donde la persona se encuentre y permanezca la mayor parte del año. Comúnmente, se sobreentiende que un menor de edad deba vivir con sus padres y por dicha razón estos son empadronados con ellos. Sin embargo, existen casos especiales en donde el menor de edad por alguna razón no vive con su progenitor; y este no debe ser empadronado con su mismo domicilio. El progenitor debe hacer entrega de una autorización donde indique expresamente que no sea inscrito en el mismo padrón municipal adjuntando copia del DNI.

    Cuando el caso es por padres que se han separado, al momento de registrar al menor; el progenitor debe estar acreditado con el documento donde se indique que es el representante que posee la guardia y custodia del menor.

    ¿Quiénes se pueden empadronar? ¿Siendo extranjero sin tarjeta de residencia, ni visa se puede empadronar?

    Sí, el empadronarse puede realizarse por cualquier ciudadano que se encuentre en el territorio español; no importa si este está en situación de turista o en situación irregular dentro del territorio. Todas aquellas personas que se encuentren con permiso de residencia; tarjeta de familiares comunitarios o solo con pasaporte en situación irregular pueden inscribirse en el Padrón Municipal de la ciudad donde se encuentre. Pues este es un registro de estadística de todas las personas que sean habitantes del municipio sin importar su estatus migratorio actual.

    Al presentarte estas preguntas, quizás podrás guiarte y lograr solicitar de forma rápida tus documentos. A lo largo de este artículo se ha desarrollado todo lo referente al empadronamiento y de esa forma; con suerte, podrás sentirte con confianza en cada trámite que necesites sin sentirte perdido en lo que estás haciendo.

    El registro en el padrón de habitantes, podría decirse, supone una invención, cuando menos, de gran eficacia. Si analizas un poco más profundo es posible que llegues a la conclusión de que el mecanismo de registro estadístico; que compone la base de datos del padrón de habitantes; probablemente tiene un alcance casi total; lógicamente en parte se deba a que se trata de un trámite obligatorio; impuesto como requisito para acceder a derechos sociales básicos, situación que obliga doblemente a la ciudadanía a cumplir con la formalidad.

    Es eficaz porque además unifica varios registros que se deben tener de la población en uno solo; incluso registros en relación con deberes propios de ciudadanos mayores de edad; incluso antes de que los empadronados menores de edad alcancen la mayoría de edad; como por ejemplo el votar en las elecciones.

    Empadronarse: un Instrumento estadístico

    El registro, una vez más entendido como instrumento estadístico; sirve como base de datos actualizable a corto plazo de los habitantes que realmente viven dentro del país; o que por lo menos tienen residencia continua dentro de él. Esto, en comparación con censos poblacionales en otras partes del mundo donde los censos se realizan una vez cada cierto tiempo; por lo general años, representa una característica acertada.

    Además, un certificado de empadronamiento tiene una validez prácticamente universal dentro del entramado burocrático español. Prácticamente los trámites administrativos más importantes son solo realizables consignando un requisito en común: el estar empadronado y presentar el certificado de empadronamiento.

    A todo lo anterior se le agrega el hecho de que; para efectos de implicaciones negativas que perjudiquen la estadía de ciudadanos extranjeros en situación irregular; el empadronarse no afecta en lo absoluto, todo lo contrario; ayuda a que los ciudadanos extranjeros en dicha situación tengan oportunidades sólidas de conseguir formalizar su estatus migratorio; y accedan a los derechos que deben tener todos los ciudadanos en España.

    A pesar de todos los aspectos positivos que puedes enumerar acerca del empadronamiento, es completamente factible pensar que no todo sistema es ideal; que no toda regulación cumple sus funciones de control en su totalidad; y que como medida imperfecta también puede prestarse para un mal funcionamiento y, por consiguiente, perjudicar más que beneficiar.

    Más Artículos publicados sobre empadronamientos

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizamos Cookies para mejorar su experiencia de Usuario Leer Más